Ser una chica gamer no es tarea fácil

0
800
eres chica gamer

Tengo que aceptar que entré al gaming por casualidad. Recuerdo que de pequeña había visto un anuncio de una consola que era totalmente nueva y hoy día es icónica: la gran Nintendo. Recuerdo que era algo “súper wow”, algo totalmente diferente y lo quería sí o sí. Ya para la graduación de primer grado, ustedes saben, por ser una niña buena, mi familia me lo regaló. Amor a primera vista, ahí fue que todo comenzó. Simplemente me encantó. Era mi mundo. Mi familia vio lo motivada que me veía y de ahí en adelante comencé más a adentrarme a este maravilloso universo.

nintendo nes mario

Donde me crié eran mayormente un lugar o barrio de familia. Mis primos, lo más cercanos, iban a mi casa y me ayudaban en sus visitas (excusas para ellos jugar) a pasar una que otra parte… no todas OK. Soy bendecida porque mi familia nunca vio que el gaming como si fuera algo de chicos. Aunque no se tenía que ser genio para notar que no para todos era así. Lo más obvio fue que no me veía hablando con otras nenas temas de gaming, para nada. En aquel entonces lo tradicional eran que las nenas jugaban con muñecas, no con consola. Era algo que era más por tradición; los nenes con los jueguitos electrónicos y las nenas con las casas de muñecas.

Mientras crecía seguí con mi amor hacia los videojuegos pero aún así mi círculo de amistades de nenas no tenían ese mismo gusto. Si compartíamos y hablábamos de otras cositas pero de videojuegos no. Que yo recuerde para mi secundaria  eran solo 4 o 5 nenes que tenían consolas y ahí aprovechaba para alardear que era mejor que ellos.

No es tan marcado ahora porque ya hay mayor aceptación pero antes tu decir que eras gamer te ponían un sello sin haberte conocido. Te juzgaban de ser vago y en cierta manera te marginaban. Bueno, aún lamentablemente hay personas en este siglo con esa mentalidad. Antes teníamos que manejar con esa situación y además, la de que si eras niña y no estabas jugando con la muñeca que te regaló tu tía y o la casita que te dió tu abuela, estabas haciendo algo malo.

Mirando hacia atrás, ¡que mal estaba eso! Familia, si la niña o el niño se lo disfruta, ¿por qué no dejarlos? Dejen que los niños se desenvuelvan y si se están divertiéndo, que sean felices. Bueno, por supuesto, todo con control. Puedo decir que hoy día me siento súper orgullosa que vengo de una familia que me aceptó como yo era jugando videojuegos, que encima de eso tengo una base súper del retro gaming y esa única experiencia de soplar las cassettes.

soplar cassette nes

Gracias que ya la perspectiva ha cambiado. Ser una chica gamer es más normal, aunque hay muchos en la comunidad aún nos sacan el cuerpo. Los datos hablan por sí solo y cada día las estadísticas demuestran que son más las mujeres que están abarcando el ámbito.

Una de las razones de que por qué ser una chica gamer no es tan fácil es que nos marcan rápido como persona que jugamos jueguitos fáciles. Que porque somos nenas buscamos juegos triviales y no tenemos las destrezas que tienen un chico gamer. ¿Acaso ser mujer nos limita a pensar y reaccionar menor que los chicos gamers? Como cuando en torneos y una chica gana, le dicen al chico…¿que te ganó una nena?

También hay chicas como yo que tenemos roles en el hogar. Llegamos de un largo y agotador día de trabajo y tenemos prioridades. Hay que mantener la casa, preparar la comida y luego de todo eso es que podemos sacar un ratito y sentarnos en el sofa o silla favorita para prender la consola o nuestra PC. Sabemos que la gran mayoría de las veces las cosas del hogar recae sobre nosotras las mujeres y en parte por eso es un poquito más difícil … la tarea de ser una chica gamer.

(Foto original arte “thumbnail” tomada fan page de Ernesto Javier Photography.)