Inicio articulos Ser gamer profesional no es tan fácil como parece

Ser gamer profesional no es tan fácil como parece

0
3030
gamer profesional

Para muchos que están en este ambiente de los juegos de videos, ya sea de consolas o tu computadora, en algún momento tenías que haber pensado, ¿por qué no me dediqué a esto? Si ser un gamer es algo   que nos fascina y lo haces con un gusto brutal, hacerlo profesionalmente debe ser un “paseo”. Si piensas de esa manera, estás mal.

Al igual que todo en la vida, donde ser un experto en algo requiere sacrificio, tiempo, lágrimas, sudor y sangre; E-Sport no es la excepción. Un buen ejemplo de esto lo es Daigo Umehara. Daigo es un gamer de Japón especializado en el género de Fighting. Actualmente, tiene el récord Guiness de El Jugador más Exitoso en Torneos a gran Escala de Street Fighter. Le debe su fama a su gran destreza y dedicación cuando se habla de torneos a nivel profesional, acompañado de patrocinadores y momentos memorables, tales como EVO Moment #37.

En una entrevista con la página Shoryuken.com, le preguntaron a Daigo “¿Has alcanzado otro nivel de qué manera?”, a lo que él contestó:

Yo he establecido una rutina en la que consiste en 8 horas de sueño, 1 hora en el gimnasio, ya sea en levantar pesas o correr, 1 hora de bicicleta entre la casa y el arcade y 9 horas de prácticas, teniendo el resto para comer, bañarme y demás cosas.”  

Si la matemática no me falla, este jugador tiene 19 horas comprometidas diarias para cumplir con su régimen y tiempo de práctica, dejándolo con solo 5 horas al día para comer y hacer sus otras cosas.

Muchas personas no tienen esa mentalidad; la de que para ser un buen jugador profesional de videojuegos, tienes que dedicarle tantas horas diarias. Esto es una de tantas características que hace el E-Sport ponerlo al mismo nivel de competencia y aceptación que un deporte común como lo es la NBA y MLB.

Para tener una idea de la audiencia que existe en ambos lados, para el 2013, las finales de MLB fueron vistas por cerca de 13 millones de personas, lo cual es un número bien grande. Sin embargo, cuando lo comparas con la audiencia que tuvo el Campeonato de League of Legends, 32 millones, la diferencia es bastante amplia.

Muchas personas ven a equipos como Newbee, quienes fueron los campeones del International 2014 (Dota2), y ven la parte linda del proceso de ser buenos en un E-Sport, los patrocinadores y los premios (el equipo ganó un total de $5 millones por llegar primer lugar) pero no se dan cuenta de todo lo que tuvieron que sacrificar para llegar ahí. Práctica, práctica y más práctica. Muchos de estos equipos que se dedican a juegos de PC cooperativo (League of Legends, Dota2, Starcraft) tienen lo que se llaman “Gaming Houses” donde para maximizar su tiempo y enfocarse en practicar, todo el equipo se mueve juntos, pasando tiempo fuera de sus amistades y familiares.

Otra limitación a dedicarte a ser gamer profesional es que tu enfoque lo debe ser un juego en particular o en el mejor de los casos, un género de videojuego (e.g. Fighting). Si eres de las personas que lo que juegas es esos tiempos de juegos únicamente, estás querido. Pero si eres como yo, que te gustan juegos como Assassin’s Creed, manejar el tiempo para dedicarselo a uno u otro es definitivamente una odisea.

Yo mejor me quedo en ser gamer casual y me disfruto los eventos y torneos por Twitch, Youtube o en persona.