Los 10 videojuegos que amarás y odiarás a la vez

0
223
10 videojuegos amar y odiar

Nadie sabe lo que es sentir que la vida se te va (en puras maldiciones) hasta que juegas aquellos videojuegos antañeros o retro, esos de los que consiguen que hasta la persona más calmada y virginal del planeta saque la bestia que lleva dentro… y a pesar de ver el Game Over más de cincuenta veces, los sigues jugando…

La verdad para qué nos engañamos, tenemos un cierto amor apache con ellos y por esta razón he enlistado los 10 videojuegos retro que amo – odias:

CONTRA

Bienvenido al clásico entre los clásicos, haciendo sufrir a cientos de gamers desde aquellos tiempos en donde el ir por las tortillas era para ir directo a las maquinitas (salones recreativos) para por fin pasar de nivel en este Shoot ‘Em Up y por supuesto para lograrlo más satisfactoriamente. Dado el volumen abismal de enemigos y peligros en pantalla, tenías, sí o sí, que encontrar algún compañero con reflejos de Bruce Lee y puntería de Rambo, sino, que Dios te tenga en su gloria.

La versión de NES de Contra es posiblemente la más reconocida en occidente. La misma se proclamó con el nombre de Probotector, y la verdad, se llame como se llame, su nombre sigue siendo sinónimo de dificultad: Enemigos, enemigos everywhere…

Si uno de los usuarios se quedaba sin vidas podría empezar a usar las de su aliado. ¡Menos mal que el juego funcionaba con el legendario Código Konami!

SUPER MARIO BROS: THE LOST LEVELS

¿Recuerdas el nivel más complicado de Super Mario Bros? Ah, pues eso es un juego de hormigas bebés comparado a The Lost Levels de NES, la versión oriental de la misma serie de nuestro afamado fontanero, una auténtica obra maestra de la tortura gamer,

Saltos ajustadísimos, enemigos sin piedad y, en definitiva, niveles que parecen ideados por un psicópata con feel de asesino serial. Si logras avanzar, se pone peor.

Nintendo América se compadeció de nuestros futuros ensangrentados ojos y tomó la decisión de ofrecer un juego mucho menos exigente y más “disfrutable”, el resto ya es historia.

NINJA GAIDEN BLACK

“Sólo hay cuatro o cinco personas en todo Tokyo que serían capaces de acabar este juego, y eso, sufriendo demasiado”, sabias palabras de Tomonobu Itagaki, quien se propuso resucitar dicha veterana franquicia de Tecmo para XBOX.

La dificultad de Ninja Gaiden en XBOX era tan extrema que con el puro tutorial ya te daban ganas de arrojar el control por la ventana.Ya una vez pasando de niveles, la cosa empeoraba cada vez más: Con enemigos que te mataban de un toque, ataques imbloqueables de cerca y de lejos, y para asegurar tu muerte te atacaban en jaurías.

BATTLETOADS

Este podría ser uno de los juegos más difíciles en toda la historia del NES y tenía que ser de los raros de Rare.

Saltos milimétricos hasta el absurdo, enemigos a los que tenías que golpear en medio de los sprites para hacerles daño y muchas, muchas pruebas de reflejos hicieron de este clásico de NES un duro de acabar en los 80.

Este nivel… aún me causa pesadillas por las noches…

MEGA MAN 9

Sudarás frío al intentar completar un nivel de Mega Man 9 para Wii, PS3 y Xbox 360 . Un salto en falso te podría costar una vida sagrada que seguramente necesitarías para hacerle tu luchita al jefe de final de fase, y además considera que debes de tener ciertas habilidades para vencerlo.

Así sucesivamente, el androide azulado de CAPCOM debía hacer frente a enemigos sin compasión e intentar evitar traicioneras trampas con poco más que su bláster y buen uso de su habilidad para saltar.

CASTLEVANIA III: DRACULA’S CURSE

Aquí tenemos otra saga que es eternamente conocida por su dificultad que hasta en Yahoo respuestas puedes encontrar a uno que otro gamer, víctima de la maldad de este juego, preguntar si alguien lo ha llegado a acabar…

Castlevania nos ha llevado a los límites de la locura en más de una ocasión, pero esta tercera entrega para NES no sólo es una de las mejores (además de haber presentado a tres personajes controlables, incluído el vampírico Alucard), sino también una de las más desquiciantes sobre todo cuando te enfrentas a las odiosas cabezas de Medusa.

TEENAGE MUTANT NINJA TURTLES

La primera adaptación de las populares Tortugas Ninja apareció en Nintendo y ¡fue todo un hit! Podías jugar con los cuatro protagonistas a la vez ofreciendo estilos de juego distintos, con incontables enemigos y distinguidos personajes de la serie… hasta que… tu mundo color de rosa y tu emoción de niño puberto acababa cuando te mataban más veces de las que podías contar.

Uno de los principales puntos a odiar es que cada vez que se cambiaba el scroll de la pantalla se reponían todos los enemigos ILIMITADAMENTE, pero las opciones de reponer salud se podían contar con los dedos de la mano de una Tortuga Ninja, y la pantalla de la presa -con nivel acuático incluido- fue posiblemente lo más lejos que llegaron pocos jugadores antes de dar el juego por imposible.

SUPER GHOULS’N GHOSTS

Cambiamos de generación, pero no de género. Los videojuegos de plataformas fueron las estrellas durante más de diez años y dieron lugar a una acentuada cantidad de grandes títulos como Super Ghouls’n Ghosts de CAPCOM, desarrollado para recreativas y luego para SNES.

En la historia vivimos las aventuras de Sir Arthur en busca de la princesa, quien es secuestrada por los demonios y él es taaan débil… al primer toque, nuestro personaje perdía su armadura y se quedaba en ropa interior, el segundo toque: La Muerte.

Cuidado con Zombis surgiendo de la nada, pájaros asesinos que atacaban en el momento más inoportuno, unos jefes finales que te dejaban tiritando, trampas que te arrojaban de una plataforma estrechísima al fondo del océnao, pero lo más estresante es que casi al final del juego necesitabas un brazalete especial que no tenías y que no sabías que debías tener, a falta de ello, no puedes acabar el juego.

Así que a jugar de nuevo todo y abrir todos los damn cofres para encontrar el brazalete.

VVVVVV

Sí, así se llama y es tan puntiagudo como su nombre, VVVVVV es el único videojuego de plataformas que he visto en donde no es posible saltar… sólo tienes una habilidad, que es la alterar la gravedad y eso no te salva de quedarte embarrado en cualquiera de sus múltiples trampas.

SUPER MEAT BOY

Quizás no será tan antañero, pero definitivamente tiene el estilo retro que nos recuerda a la vieja escuela… Con más de 300 niveles repartidos en más de 5 capítulos en los que deberemos actuar muy rápido para escapar de toda suerte de sierras, cuchillas y monstruos que supondría la pesadilla final de cualquier otro trozo de carne con patas, pero que a base de ensayo, acierto y error hasta la extenuación conseguirán convencerte de que Super Meat Boy es mucho más que un juego de plataformas indie; es un viaje frenético hacia los límites de la paciencia, así como muchos otros títulos nos han sacado de quicio, pero que aun así amo – odiamos.

 

 

No hay comentarios